calendario
Día 24 de mayo - aniversario de la muerte de M Esperanza

El martes, día 24 de mayo de 2005, a las diez y media de la noche fallecía en la comunidad de la Casa Madre en Huesca. A las 20,30 h. recibió el sacramento de la Santa Unción, administrada por el Capellán de la casa, D. Miguel Ángel Borao, acompañada por casi todas las Hermanas que estaban en las tres comunidades de la ciudad de Huesca. Se instaló la capilla ardiente como lugar de encuentro con la Madre. El silencio, la oración, se interrumpían con los responsos de los sacerdotes que venían a despedirla.

A las 11 de la mañana del sábado, día 28 de mayo, se iniciaba la celebración del funeral presidido por el Obispo de Huesca y Jaca, D. Jesús Sanz Montes, y los obispos D. Damián Iguacen, Obispo Emérito de Tenerife; D. Francisco Javier Ciuraneta, Obispo de Lleida; D. Alfonso Milián, Obispo de Barbastro - Monzón y 70 sacerdotes venidos de las diócesis de Huesca, Lleida, Barbastro- Monzón, Jaca, Calahorra La Calzada y Logroño.

Además de todas las hermanas que pudieron participar en el funeral, de las comunidades de España y de la Delegación, estaban presentes D. Fernando Alboj, Alcalde de Huesca, D. Cecilio Bonet, Alcalde de Lanaja (Huesca) y su esposa, D. José Antonio Marín, Teniente Acalde de Alfaro (La Rioja) y su esposa. También participaron familiares, amigos y numerosos fieles que habían conocido a la Madre y estaban de una u otra forma vinculados con ella.

 Terminado el funeral, se procedió a llevar los restos de la Madre a la Capilla de la Casa Madre, para su inhumación. D. Fernando Jordán, vicario pastoral de la diócesis de Jaca, bendijo el sepulcro donde se iban a depositar los restos. A continuación, siguiendo los ritos exequiales, procedió al rociado con agua bendita del féretro.  

A las 13,15  se procedió a la inhumación del cadáver en el sepulcro nuevo situado en el suelo, en la parte derecha del presbiterio de la Capilla de la Casa Madre, convenientemente preparado para guardar los restos de la Madre.

Día 31 de mayo - Visitación

En el texto E-158   ME-E-1989 la Madre Esperanza explica el sentido de esta fiesta para nuestra Congregación:

"Con la visita de María a su prima  Isabel empieza en María su actitud de dar a Cristo, de irradiarle aprisa. Esta prisa de María, para nosotras, las, los misioneros de Ntra. Sra. del Pilar,  es elemento constitutivo de nuestro carisma. María va con prisa a irradiar a Cristo, a santificar a Juan, a llenar de bienes espirituales a toda la familia de Isabel, y como medio transitorio, ayuda a su prima en las tareas domésticas, (como unos tres meses). Lo que hace María en esta familia, el mismo servicio que ella presta a su prima Isabel, lo hace, como quien nada hace, sencillamente, humildemente, en el anonimato."

Y también en E-107  ME- E 1974:

"Con prisa va en ayuda de suprima, no repara en hacer una cosa u otra, lo importante es transmitir a Cristo, el amor infinito de Dios a todos"

 
Día 21 de mayo de 2011 En la Casa Madre de Huesca, 6º Aniversario de su muerte. Conferencia sobre la Espiritualidad de la Madre a cargo de D. Damián Iguacen, Obispo emérito de Tenerife.