Misioneras de Nuestra Señora del Pilar

 

Inicio M. Esperanza Misioneras Publicaciones Enlaces Escríbenos

Identidad
Espiritualidad y misión
Presencias
M. Fundadora
Misión Esperanza
Calendario
Desde el mundo
Imágenes
Jóvenes
 
Espiritualidad y misión

“Una Congregación en la Iglesia es como un regalo de Dios. Expresa el amor infinito de Dios a toda la humanidad. Dios nos ama infinitamente…! Dios nos quiere totalmente para El”. (M. Esperanza Vitales)

 Las Misioneras de Ntra. Sra. del Pilar intentamos ser Cristo viviente y en totalidad con la fuerza del Espíritu. Tenemos como misión en la Iglesia infundir y mantener el espíritu de Cristo en las familias, viviendo en fraternidad nuestra condición de hijas de Dios.

SER CRISTO VIVIENTE

Ser y actuar como El, expresar en nuestra vida el ser de Jesús, brota de un encuentro profundo con el Padre, dejando que su Espíritu dirija nuestra acción.

La respuesta al Otro y a los otros da sentido a nuestra vida y nos impulsa a buscar el mayor bien de todas y cada una de las personas con las que se cruza nuestra vida.

MISIONERA Y UNIVERSAL

Esperanza y Adelina abren horizontes nuevos: la cultura como camino para ser hombres y mujeres libres de los demás, y el evangelio para librarse de si mismos. El trato amable y cercano, la presencia cariñosa y desprendida constituyen un hogar donde el dolor, la pobreza y el sufrimiento humano se amortiguan y adquieren sentido y densidad fecunda.

Tenemos la misma vida y misión universal de Cristo: dar la vida de Dios a todos los hombres de todos los pueblos y de todos los tiempos.

CON MARÍA Y COMO MARÍA

M. Esperanza Vitales enraíza la espiritualidad de la Congregación en la vida de María. La Virgen es para todas Madre, Maestra, Apoyo en la fe y en la fortaleza. En la Anunciación y en la Visitación se fundamenta su carisma.

“María atenta a la voz del Espíritu Santo,… recibe su misión apostólica y hace entrega de Dios a los hombres. ". (M. Esperanza Vitales)

Como Ella queremos ser verdaderas hijas de Dios en la caridad, en el espíritu de acogida, en la vida de oración, en la disponibilidad, en la austeridad, en la sencillez, en la alegría, en la pobreza,...

EN COMUNIDAD DE HERMANAS

M. Esperanza Vitales ve en María la mujer creyente que alimenta la fe y acompaña la primera comunidad. Y propone un camino comunitario para vivir esta experiencia de fe. En la profunda comunicación interpersonal se alimenta la filiación y la misión de revelar al mundo el misterio de la comunión filial con el Padre.

 

La espiritualidad centrada en Jesús da sentido a la obra de la Madre Esperanza y a las personas que encontramos en ella un punto claro de referencia.

Esta espiritualidad es la fuente de nuestra vida y misión.

ABRIENDO CAMINO A LA ESPERANZA

Como María apoyadas en el pilar, que es Dios, queremos ser pilares de mucha gente: sostener la esperanza de los desesperanzados, dar alegría a los tristes, consuelo a los enfermos, fe a quienes dudan, compañía en la soledad,  voz a quienes no tienen voz,… en una creatividad que sabe adaptarse a las necesidades.