Textos para crecer
Hacer silencio
Rezar
Arriesgar
JMJMadrid
Jóvenes
 
 
 
 
 
 
 

Sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos. (Saint Exúpery)

Escucha tus sentimientos y haz del silencio una escuela donde aprender de tu vida a ser lo que quieres y a vivir lo que sueñas.

 

Busca un lugar para recoger la cosecha de cada día. Toma la vida en tus manos y vívela, no dejes que el tiempo te arranque la vida. Cada momento que interiorizas, lo haces tuyo.   En el silencio sufres y gozas, aprendes de la experiencia y te vas construyendo como persona.